Frustración terrorista

Los actos terroristas en Brasil el domingo pasado son un buen ejemplo para entender hasta dónde pueden llegar personas tomadas por rabia, frustración y elementos de control de masas como la implantación de un miedo patológico a un enemigo imaginario.

Límites

Paciencia y perseverancia hemos tenido. Han sido 10 años de ver descomponerse el tejido social por la acción maliciosa del sector antidemocrático de la sociedad. Incluyendo, por supuesto, el sector corrompido del Legislativo y Judicial,…