Trayectoria

No me canso de expresar mi admiración frente al hecho tan simple y efectivo de que escribiendo encuentro y hago mi lugar.

No puedo tampoco dejar de agradecer a María que me ayudó a verme en mis escritos. No es poca cosa esto. Es necesario verme en lo escrito.

Esto me redime. Me reúne. Veo mis pasos hasta aquí como una lenta y laboriosa construcción. Hay momentos en que parece que he terminado. Veo mi rostro de niño y adulto. Hay paz.

Los momentos que paso en este quehacer tienen una calidad especial. Leo al escribir. Al escribirme me leo y leo el mundo alrededor. Es un acto visual y sensitivo. Sensible.

Deixe uma resposta