No doblarnos a las presiones que amenazan acabar con nuestra identidad

¿Por qué seguir insistiendo en este espacio? Como ya he dicho en varias oportunidades, y repito ahora, las razones son muchas. Mientras siga siendo necesario reflexionar en profundidad, prestar atención a la vida, al por qué de las cosas que suceden, será necesaria la conciencia.

La consciencia no brota sino de un trabajo arduo. Una decisión persistente en no doblarnos a las presiones que amenazan acabar con nuestra identidad. Esta resistencia contínua y tenaz es indispensable si es que queremos vivir nuestra propia vida.

Hay personas que no toman las rendas de su existência. Piensan lo que les obligan a pensar. Creen lo que les hacen creer. No actúan por sí mismas. Por mi parte sigo creyendo que es mejor vivir la propia vida.

Hacernos cargo de la persona que somos. Asumir nuestra propia historia, los valores que nos sostienen y que le dan sentido y significado a nuestra vida.

Deixe uma resposta