Humanizar

La humanidad no puede ser abolida. La humanidad no va a ser abolida. Eventualmente hay victorias de la deshumanidad, pero aquello que es indestructible prevalece.

Una dictadura, un régimen ilegal e inconstitucional, ilegítimo, permanecen sobre bases falsas. Mentira, miedo, terror, engaño, sobornos, amenazas, ignorancia, desinformación, negación de la realidad.

Esto inevitablemente se desvanece. La vida solamente permanece asentada sobre la verdad. La historia muestra sin lugar a dudas que la humanidad no se dobla. No se rompe.

Las luchas sociales han establecido límites que no pueden ser atropellados impunemente. Genocidas, delincuentes políticos institucionales, periodistas venales, gente que se vende por centavos.

La ralea, en suma, inevitablemente tiende al desague. El basural es su lugar. Justicia es la única manera como puede restablecerse la democracia en Brasil. Educar. Reconstruir humanidades e identidades. Recuperar la memoria resiliente. Vamos a vencer.

Deixe uma resposta