Yo soy

Soy agua más que todo. Agua que se derrama y se expande, se extiende y desentiende todo. Se confunde y me confunde. Infunde miedo cuando evapora. Llueve. Llueve agua llueve.

Soy otras cosas también. Soy sol soy luz que busco me ofusco. Viento que lleva y me lleva. Me busca y le huyo.

Soy piedras de río que ruedan. Bajan de la montaña y suenan. Me sostienen cuando camino y cuando necesito descansar.

Soy camino soy hoja. Soy hojas que vuelan y anidan. Barquitos que esperan al atardecer en el mar.

Soy ya no sé cuántas cosas más. Tanto de tanto que de pronto me mareo y veo que siempre fui este vendaval sereno y claro.

Ahora florezco y veo que las flores que adornaron mi camino estaban en mis pies y en mi pecho y en mis ojos y alrededor mío.

Florecen en mí mis padres y mis abuelas y abuelos. Toda mi familia es raíz antigua que presiento y redimo y me redime. Yo soy ese florecer actual y antiguo.

Mis hijas e hijos, hermanos y esposa, nietos y demás parientes son una corriente subterránea que con mi comunidad más extensa se sostiene y me sostiene y prolonga.

Por eso mi suelo es firme. Estoy sostenido y sustentado.

 

Deixe uma resposta