Renaciendo

Construyo mi ser con mis escritos.

Es así también, como hago el mundo en el que vivo. Esto me da una sensación de tranquilidad. Alegría y paz.

Mi vida se ha simplificado mucho, y también ha ido adquiriendo de vuelta, autenticidad.

Me he ido distanciando de falsas nociones e ideas, que tenía como mías, sin que lo fueran. Por eso escribo.

Para ser cada vez más yo. Para que el mundo sea cada vez más mío. Estas dos razones son muy fuertes, para que yo prosiga con este trabajo.

Hay otras, también. La vida va mostrándose cada vez más, como algo que voy descubriendo.

El vivir va siendo cada vez más, algo que se revela a medida que va ocurriendo. Lo imprevisto y lo imprevisible.

Lo impreciso y lo indefinible, se muestran cada vez más como características de la realidad. La vida vuelve a ser otra vez, nueva y cautivante. Segura y buena.

Vuelvo a confiar en mí mismo y en la gente. El miedo deja de ser un tirano omnipresente. Aprendo a no procuparme. Sé que al final, todo está bien.

Siempre tengo la posibilidad de hacer frente a lo que se me presente.

Esto es lo que aprendí a través de las experiencias que me tocó vivir.

Deixe uma resposta