Lugar

Hago pie en mi territorio. Siento el piso bajo mis pies. Es la seguridad que puedo tener.

Respiro hondo. Siento la compañía de todas las personas que me quieren y a quienes quiero. No son pocas.

Miro hacia adentro de mi corazón y es un tejido de oro. Refulge. Es lo que Jesús dice cuando se refiere a aquél tesoro que ningún ladrón puede robar.

Seguiría escribiendo pues cada palabra que pongo a la hoja es como una vereda que me trae más acá y al mismo tiempo me lleva a todos los lugares adonde quiero ir. Toda mi vida está aquí.

En estas anotaciones que voy juntando y compartiendo he ido reuniendo lo disperso. Aquello que parecía que se había perdido estaba aquí. Aquí está todo. Esto es todo.

Me doy cuenta de que al escribir voy construyendo mi vida. Hago mis caminos. Tengo lo que quiero. Voy adonde quiero. No me falta nada. Después de muchos años vuelvo a esperar mi cumpleaños.

Tengo derecho a disfrutar de la vida que me queda. Han plantado un sistema que reduce la vida a trabajo asalariado y lucro, consumo, compra y venta. Pero eso no es vida.

Vida es crear, es amar, es sumergirnos en lo que somos y en lo que nos rodea, y palpar con ternura y delicadeza todo esto que está aquí. Cuando escribo me hago dueño de mi tiempo. El tiempo se detiene.

Yo me detengo en este movimiento mínimo que trae la vida al papel. Así me eternizo. Muchas veces en mis escritos anticipo lo que vendrá, otras veces consolido lo que ya fue y lo que es. Unifico. Ya no hay ausencia, sólo presencia.

Um comentário sobre “Lugar”

  1. Me gustó particularmente esto, Rolando:
    “Han plantado un sistema que reduce la vida a trabajo asalariado y lucro, consumo, compra y venta. Pero eso no es vida.

    Vida es crear, es amar, es sumergirnos en lo que somos y en lo que nos rodea, y palpar con ternura y delicadeza todo esto que está aquí.”
    Gracias.

Deixe uma resposta