Las flores marcan la permanencia de lo eterno

El pasado pasa y no pasa

Pasa y se queda

Pasa y vuelve a pasar

Pasa que en este pasar y volver a pasar

El presente se presenta

Esta fugacidad mínima y eterna

Un llegar aquí como novedad

Un adentrarme en lo que no pasa

Aquí encuentro lo que permanece

El amor de una mujer

Mi familia

La comunidad con la que crezco

Este volver de la pandemia

Volver de tantos exilios

Y ver que la vida en sí misma sigue igual

Un transcurso breve y contínuo

Un testimoniar la belleza por todas partes

Y saber que es la belleza lo que vale la pena

Solamente ver

Dejar inútiles intentos por adecuarme a padrones

No lo hice antes ni lo hago ahora

Sigo mi camino

¡En esto me parezco a tanta gente alrededor!

La insistencia en ser quienes somos es lo que nos salva y protege

En medio de las opresiones y los intentos por someternos

Permanece esa decisión firme e inquebrantable

Saber que podemos

Podemos confiar

Podemos no temer

Un día llueve y otro brilla el sol

Nunca estamos solos, ni solas

Siempre hay una mano amiga dispuesta a ayudar

Cuando todo parece estar perdido

Llega el sustento

Una persona, una palabra

Las flores marcan la permanencia de lo eterno.

 

 

 

 

 

 

Deixe uma resposta