La Rosa. 

Plegaria  en clave marechaliana
a Pedro Luis Barcia
 
Lluevan nieves ardientes sobre la tierra
y en las alas de nácar de los ángeles
lleguen ramos de lirios y amapolas.
 
Salten sobre cabezas humilladas
relámpagos de olvido,
y asombradas gacelas, bajando de los bosques,
detengan la dura espada justiciera
sobre nosotros, pecadores.
 
Quede tan solo en la balanza el brillo
sagrado y ancestral de la Belleza.
Solo
la rosa.
 
25 de marzo, 2020. Día de la Anunciación de la Virgen.

Deixe uma resposta