El más allá poético es el más acá concreto

El más allá poético es el más acá concreto.

Anoche me vino esta frase. Esta certeza. Ese mundo que me acoge y me recibe, donde me integro y soy uno con lo eterno, es mi lugar de pertenecimiento.

Que esté también en este otro lado no significa que deje mi patria celestial. Al contrario, reunir lo diverso, lo disperso, es propio del poema, del poeta.

Aquello que el arte junta es lo que da substancia y alma a lo concreto. Sin eso estaría vacío. Necesito enfatizar esto porque si no, a fuerza de tantas concesiones, podría llegar a perderme.

Lo eterno que me compone e incluye es lo real en última instancia. La belleza es la clave. La fe viva es el cemento. Fe, belleza, arte, cotidiano.

Los colores dan substancia, sentido y significado a esta visión. No necesito fingir atención a lo vacío, ni tampoco confundirme o confundir a nadie falseando lo inexistente.

Basta yo vivir en mi propio mundo, que es lo que da realidad a este. Entonces no necesito vivir a la defensiva ni atacando. Basta ser yo mismo y estar en mi lugar.

Deixe uma resposta