El arte de vivir

¿Qué escucho de mí cuando me escucho?

Todo lo que soy

Todo lo que viene

Lo que soy y lo que no soy

Como estoy

Todo esto recibo y acojo sin discriminación

Abiertamente

Tengo todo el tiempo del mundo para recibirme

Abro las puertas y me doy la bienvenida

¡Qué tal, tanto tiempo!

Entonces puedo estar e interactuar en el otro mundo

El mundo extraño y distante

El mundo impuesto y supuesto

Por supuesto que este trabajo

Es cotidiano y placentero

Alternado e interrumpido

Proseguido y continuado

Es el arte de vivir

Concedo y cedo

Procedo a insistir siempre en lo mismo

Veo mi cara y me reconozco

Desconozco réplicas mías que puedan andar por ahí

Soy sólo esto

Y ya no me fuerzo a contrariarme

Más bien estoy a mi favor

Me apoyo en quienes me apoyan y respetan

Y a mi modo

Sigo adelante

Un paso por vez

En esta biblioteca incesante de los días

Me rehago y recompongo

Lloro y río y espero y sueño

Con un mundo donde podamos ser hermanos y hermanas

Donde nadie tenga que sufrir para que otras personas vivan mejor

No soy redentor ni salvador ni nada que se pueda parecer a esto

Solamente soy alguien que sabe que tiene una tarea por realizar

Y la realizo

Es lisa y llanamente la tarea de ser yo mismo todo el tiempo

Eso es el arte de vivir

Transformar en oportunidades las adversidades

Saber que siempre hay una salida posible

Y que siempre las cosas acaban terminando bien.

 

2 comentários sobre “El arte de vivir”

Deixe uma resposta