Amanece

Espero el día llegar. Tiene sentido para mí levantarme a estas horas y esperar que el sol nazca. Es una antigua costumbre que cultivo desde mis tiempos de estudiante secundario.

En aquella época escuchaba la radio. Lo importante es levantarse, el programa de Renato Lavagna. Ahora simplemente me pongo a escribir.

Miro por la ventana del lado del mar y espero que la luz del cielo empiece a mostrarse. Las nubes suelen establecer un juego con la luz naciente.

A veces es una línea de oro al horizonte. Otras veces es un esplendor celeste y amarillo que se extiende cubriendo el cielo. Es la luz llegando, siempre.

Esto es lo que guardo para mí. La luz vuelve, está siempe volviendo. Puede haber quienes combatan la luz, quienes nieguen la vida, pero la luz nace una y otra vez, incesantemente. Esto es lo que permanece.

Luz, sol, amor, esperanza, vida, están siempre volviendo. No busco decir novedades sino recordar lo más elemental y básico. Cosas que el tiempo me enseñó y comparto. iBuen día!

Deixe uma resposta