Un día más tenue

Ese día, se permitiría decir adiós a ciertas compulsiones, a la compulsión en si misma, a la tendencia a repetir por la repetición en sí, a la obligatoriedad hasta de lo que es voluntario, hasta de lo que hace bien. No para hacer el mal, no, no es eso, no me entiendas mal. Los años de hábitos acumulados trazan un camino que amenaza aprisionar mi futuro. En vez de insistir en lo mismo, y aún insitiendo en lo mismo, no era lo mismo. Era un leve cambio de perspectiva, una cierta manera más tenue de estar vivo, de encarar la vida, de hacer las cosas, de estar aquí. En el pasado, identificara entrega total, exageración, desmedida, con virtud. Hoy, se permitía otra cosa, estar aquí de una manera más fluyente, menos directiva, no sé si me entendés, no sé si está claro, no sé si me explico. No se si. Si, ¿no?

Deixe uma resposta