Quien me diera ser Paul Mc Cartney

Quién me diera ser Paul Mc Cartney, para poder cantarle al nuevo día como él lo hace en Another day. Nunca me cansaré de la sensación de milagro, intransmisible, al despertar otra vez. Borges la trae, en cierta medida, en El despertar, y Cortázar, de algún modo, nos recuerda las posibilidades de vida nueva contenidas en el aquí y ahora, el sur, esto, tanto en Manual de instrucciones, en Historias de Cronopios y de Famas, como en Después hay que llegar, su poema póstumo en prosa. Sentir el aire entrar, los pensares, sentires, decibles e indecibles, la vida toda renaciendo y otra vez descubrirte vivo. Los pájaros cantando, un auto que pasa, el mar arrullando. Por la ventana el sol naciendo y vos otra vez aquí. ¿Quién dice que sos vos otra vez? Sos vos, pero no otra vez, o talvez esto exija alguna explicación. El ser humano es la cúspide de una ola. Cada persona es hecha de infinitos esfuerzos, trabajos, anhelos, deseos, actividades, silencios y actos. Esa ola y esa cúspide, esas construcciones inmemoriales de esfuerzos sociales e individuales, son irrepetibles. Aunque algo de ayer pervive en hoy (si no, no sabría lo que es “canto de pájaro”, “arrullo del mar”, “Cortázar, “Borges”, etc) el hoy en sí, esto aquí y ahora, es nuevo. Si no es nuevo, estoy repitiendo. Figurita repetida, como decíamos cuando éramos chicos. Puedo estar en este instante, o no. Si no estoy aquí, ¿dónde estoy? Todos los maestros de la humanidad, Dom Fragoso, Cristo Jesús, John Lennon, Yogananda, Osho, nos exhortan al presente. A la presencia. Vive presente a ti como has vivido dice un poema anónimo. Y vos, ¿sos Nónimo o anónimo también? Leo El hábito del silencio en el libro de Jorge Waxemberg, La ascética de la renuncia, y me recuerda Muddy water, let stand, gets clear, de Ira Progoff, en The Well and the Cathedral. Rafael Alberti, León Felipe, todo ese querido mundo que se desdibuja y un ómnibus pasa y ya es hora de parar de hablar del silencio y empezar a vivir en el silencio, ¿no te parece? Pues es. Hoy es 24 de febrero de 2009, ¿y ayer?

Deixe uma resposta