Presente

Quisieras poner algunas cosas en el papel. Parece que cuando no lo haces, alguna parte de tí queda como si dijéramos sin un lugar. Buscas entonces ese lugar que se va formando cuando escribes, cuando pones algunas cosas en el papel.

Decir por ejemplo de la caminata esta mañana por la playa. La arena, la gente caminhando también o tomando sol o nadando. Los chicos jugando en la arena, haciendo pozos con agua. El cielo, las nubes.

Cuando ibas llegando a la beira mar, veías esa masa de agua apoyada sobre la tierra, enorme, infinita, a perderse de vista, brillando bajo el sol en millares de reflejos incandescentes. Parecía un festival de luces.

Algo en tí se calla cuando llegas al mar, cuando ves el mar, esa agua interminable. Cómo te sorprende la vida. Caminabas por el agua al borde del mar, y sentías como la vida es preciosa. Como este presente es, de verdad, un presente.

Agradecías. Respirabas agradeciendo, recordando seres muy queridos en tu corazón. Caminando, sintiendo la arena bajo los pies, el agua, el sol. La vida pasando. El pasado yéndose, quedando hacia atrás, quedando definitivamente enterrado. Y aquí, ahora, sólo el presente.

Deixe uma resposta