Morte e vida

Ninguém pode deter a morte, isto todos sabemos. Algo em nós, contudo, sabe também da continuidade impossível de deter, que supera toda morte.

Nadie puede detener a la muerte, esto sabes. Ninguna persona puede gambetear el acto final que cierra este juego que, se te figura, es infinito. Más allá de las muertes individuales, la tuya, la mía, todas las muertes, la vida continúa. Los animales, las plantas, las flores, todo seguirá después que tú y yo nos hayamos ido, después que el último acto se haya consumado. Si no podemos escapar de la muerte, al menos podemos escapar de la alienación, de la muerte en vida, del no ser siendo, de esa muerte en cuentagotas en que te refugias por ese estúpido miedo de ser tú mismo que te metieron en la cabeza. No podrías ser otro. Sólo puedes ser tú mismo. Y esta vida que ahora pulsa en tí, este calor, esta transpiración, este respirar, los recuerdos y sensaciones, los pensamientos, los deseos y tribulaciones, sueños y expectativas, toda esta maravilla que es el ser humano, apenas te hablan de una cosa. Algo que en tí dormita y no lo sabes, o lo sabes tanto que no lo puedes o no lo quieres decir. Eres parte del universo.Una parte preciosa, lo sabes. Eso no morirá. Lo sabes también. Después del acto final, la vida continúa. No sabes cómo, pero continúa y para ello te preparas viviendo a pleno este instante presente, el único que te es dado vivir.

Um comentário sobre “Morte e vida”

  1. Muito obrigada por se importarem com a morte de cinco jovens, dois deles eram meus parentes; (chacina do Andaraí/agosto/2005); só agora depois q fiz um tratamento psicológico p vítimas de violência é q estou conseguindo "falar" sobre o q ocorreu; infelizmente a MATANÇA continua… SOS!!!

Deixe uma resposta