Es importante hablar de lo que sentimos, de lo que nos sucede

Es importante hablar de lo que sentimos, de lo que nos sucede. Expresar los sentimientos que levamos adentro es una forma de abrir espacio para una vida más saludable. Es también una manera de conectarnos con los/as demás. Podemos entonces tejer lazos con las personas que nos rodean. Sabemos entonces que no estamos solos/as.

Siempre hay alguien que nos puede dar una mano. Podemos encontrar apoyo y fuerzas para seguir adelante. Se deshace la sensación de soledad o aislamiento. La soledad puede ser un momento fecundo y necesario. Una oportunidad para contactar nuestro ser más profundo. Pero que la soledad no se transforme en una forma de auto-exclusión.

Cuando expreso mis sentimientos, me reconozco como un ser humano. Verifico que estoy vivo/a, y que las cosas que me sucedieron o me suceden, me tocan. No es señal de debilidad ser sensible, sino al contrario, es una señal de humanidad. Mi vulnerabilidad es un espacio para que yo pueda recibir ayuda, sea de quienes me rodean, o bien de Dios.

No soy perfecto/a. El no hablar de lo que sentimos puede irnos encerrando en una coraza que puede terminar por ahogarnos. Prestemos atención a nuestro alrededor. Siempre hay alguien dispuesto/a a escuchar. Alguien en quien podemos confiar. Nunca estamos solos/as.

Digo estas cosas porque vengo experimentando lo bien que hace irme abriendo, decir lo que me molesta, así como lo que me alegra. Así voy recuperando una sensación de tener un lugar en el mundo. En circunstancias críticas, especialmente, muchas veces supe que había alguien dispuesto/a a apoyarme. Recordar esto refuerza mi fé.

También descubrí que yo fui en muchas oportunidades, quien le dio a otra persona la mano amiga. Estos gestos de apoyo mutuo reconcilian con el mundo. Por debajo de la nube de negatividad que frecuentemente se proyecta, pulsa aquello que no muere. El amor. La solidaridad. En estos tiempos de confinamiento y aislamiento, necesitamos aún más de la presencia positiva de otras personas.

Deixe uma resposta