Deja que llegue la vida.

A veces, de tanto haber corrido atrás de objetivos y logros, podemos haber dejado la vida atrás.

La vida puede haberse quedado atrás, mientras corríamos atrás de metas y objetivos.

Por eso, si uno para un poco, la vida puede ir llegando.

Deixe uma resposta