De casa a/para casa

Cuando no tengo nada que hacer, me pongo a escribir. Esto ya lo he dicho otras veces, pero como continúo no teniendo muchas cosas que hacer, sigo usando mi tiempo libre para escribir. No sé si te pasa, pero cuando escribes, te pones a limpio, te ves, es como que te hacés espectador de la vida, de tu vida y la de los demás. Hoy vi un arcoiris cuando iba a la rodoviaria. Estaba en el cielo, como acostumbra ser con los arcoiris. Estaba arriba de unas nubes color naranja. Íbamos a la rodoviaria pues Gorete, que cumplía años hoy, se iba a Pombal en ómnibus con Gabriel, su hijo. María iba a mi lado. María está resfriada y vos dirás ¿y a mí qué? Claro, no es tu esposa, por eso podés decir y a mí qué. Pero si la conocieras, como tanta gente la conoce, te importaría. Ahora la dejé en su casa escuchando ella una canción del Ave María, no sabíamos si de Schubert o de Schuman. Era uno de los Schu, de todos modos. Me quedé un poco triste por tener que tomar, otra vez, como tantas otras veces, el camino de casa que va de su casa a mi casa. Un camino de piedras que cuando llueve queda todo lleno de pocitos de agua. Mis hermanos Leo y Arturo y mi amigo Marcelo, así como Enrique, que también es mi amigo y vive en Uruguay, ya han hecho ese camino varias veces, peor no tantas como yo. Les gané. Ahá, ahá, ahá. Hoy Leila y Bruno estaban en casa. Leila viendo televisión y Bruno volviendo del cursinho. De tarde, dejé una ropa en la tintorería y vi Alder Julio atravesando la avenida dos Navegantes en la esquina con Av. Nego. Todo esto en João Pessoa, Paraíba, nordeste do Brasil, para quem não sabe. E quem não sabe, fica sabendo pois olha no mapa e descobre que João Pessoa fica logo na curva oriental da América do Sul. É isto, gente. Como diz o Professor Nivalson Miranda, da ADUF-PB, arte ésta a de escrever, que começa e termina no mesmo lugar. Hoje é 17 de julho de 2009, viu? Viste? É isto, como dizia Dom Fragoso. Apois, como dice Genaro. Y ya volvemos al castellano, que no es lo mismo pero se parece al español. Bueno, che, como no tengo nada que hacer, sigo escribiendo, y como nada mejor para hacer tienes, sigues leyendo. Vos allí y yo aquí, como dos Axolotl a los dos lados de la vidriera del acuario. Bueno, me voy. Chau. Até.

Deixe uma resposta