¡Brasil adelante!

Yo creía que ya habría pasado el tiempo
De las más oscuras jornadas
Pero otra vez se presenta
Lo más bajo en lo alto
El descuido total con la vida humana
El desprecio por la cultura, el arte, la ciencia
Aquella bajeza que en el colegio secundario
Habríamos podido poner de lado con una frase justa,
Del modo correcto
Un descalificado al frente de la más poderosa nación de América del Sur
Y un aparato institucional aparentemente del todo
En apoyo a la destrucción de la ciudadanía, el trabajo, la familia
¿Qué queda?
¿Qué podemos hacer para colaborar con el retorno de la democracia al Brasil?
Parece mentira que en pleno siglo XXI
Un analfabeto total, una nulidade moral
Una anomalía de la naturaleza
Esté conduciendo hacia la muerte
Inerte
Todo un pueblo, todo un país
Hay noticias de que en Porto Alegre y en Brasilia
Personas decentes, antinazis, están enseñando el camino
Desenmascarando la bajeza de la anomalía
Enfrentando en el cara a cara
La deshumanidad que se enseñoreó en Brasil

Deixe uma resposta