Autenticidad

Que no nos roben el tiempo

Que no roben nuestra percepción

Que no roben nuestro sentimiento

Que seamos dueñas y dueños de nuestras palabras. Que sepamos lo que estamos diciendo.

Que sepamos que la vida que estamos viviendo nos pertenece por entero.

(Basta de ceder nuestro tiempo, nuestra vida, nuestros sentimientos, nuestras acciones, a comandos externos)

Cuando yo era joven, mucho más joven que ahora, teníamos un cuidado extremo en algo que llamábamos la autenticidad.

Han pasado los años y veo que ese eje, ese punto de vista, ese foco, me sigue guiando y fue como que una especie de seguro de vida a lo largo del tiempo.

(No puedo perderme, no voy a ceder otra vez a lo que despersonaliza)

Coherencia. Consistencia. Integración. Siguen siendo características constitutivas de una vida que se quiera sana, justa y buena.

Deixe uma resposta