Acto final de la Marcha Mundial por la Paz y la No-Violencia

Luego de recorrer 200 mil kilómetros, el equipo internacional de la Marcha Mundial llegó hoy, 2 de enero, al Parque de Estudio y Reflexión Punta de Vacas, en Argentina. Cerca de 20 mil personas escucharon a los representantes de la Marcha Mundial de Chile, Argentina, India, Italia, Filipinas, España e Inglaterra que recorrieron el globo pidiendo por el desarme nuclear. Da Agência Pressenza.

El equipo base internacional hace su ingreso al acto. Foto: Jose Luis Perrino/Agência Pressenza.
El equipo base internacional hace su ingreso al acto. Foto: Jose Luis Perrino/Agência Pressenza. (Clique na foto para ver todas as imagens)

Punta de Vacas. El destino final de la Marcha Mundial por la Paz y la No-Violencia fue el Parque de Estudio y Reflexión Punta de Vacas, un paraje cordillerano en la frontera entre Argentina y Chile, allí se realizó hoy 2 de enero un acto multicultural y diverso con 20 mil asistentes de países de los cinco continentes.

Esta primera Marcha Mundial ha sido “la mayor manifestación sobre la Paz y la No Violencia de la historia y la primera a escala planetaria”, expresaron sus organizadores. En el evento hablaron los activistas que recorrieron el mundo difundiendo los postulados de la campaña. A las 18 comenzó su testimonio Rafael De la Rubia: “Esta marcha es un efecto demostración, adelanto de otras grandes acciones transformadoras de la humanidad”, dijo el portavoz internacional de esta iniciativa, en su discurso de cierre en el Parque de Estudio y Reflexión Punta de Vacas, el mismo lugar donde fue anunciada en noviembre de 2008, en el Simposio del Centro Mundial de Estudios Humanistas.

En la marcha han participado cientos de miles de personas, más de tres mil organizaciones y un grupo de casi 100 marchantes, integrantes de distintos equipos base que realizaron distintos recorridos: intercontinental, Medio Oriente y Balcanes y África suroriental. En su trayecto pasó por más de 400 ciudades, 90 países y se han recorrido cerca de 200 mil kilómetros durante 93 días.

"I agree for the Peace": o Chile canta e dança pela paz. Foto: Walker Vizcarra/Agência Pressenza.
"I agree for the Peace": o Chile canta e dança pela paz. Foto: Walker Vizcarra/Agência Pressenza. (Clique na foto para ver todas as imagens)

En su recorrido por los distintos países, han sido recibidos por el Secretario General de la ONU, Ban Ki-Moon, por Premios Nóbel, presidentes de gobiernos, parlamentos y cientos de alcaldes. Pero el recibimiento también ha sido popular; Dos casos ilustrativos fueron los casi 80 mil jóvenes que recibieron al Equipo Base Intercontinental en un concierto de música en Chile y 12 mil escolares en Filipinas, entre tantas otros eventos masivos.

Respecto al día a día de los marchantes, los alojamientos han sido algunos confortables, otros bastante austeros: monasterios budistas, casas improvisadas, hasta en un refugio antiatómico han dormido los marchantes. Han tenido amenazas de tsunami, terremotos, tifones y marchado con temperaturas de 40 grados y a bajo cero.

En el recorrido, se han encontrado con gentes sin casa por tifones en Filipinas, hibakushas sobrevivientes de la bomba de Hiroshima, millones de familias rotas por guerras en Corea o Palestina. Han visitado numerosos monumentos a los millones de muertos en guerras de Europa y Asia, lugares donde se practicó la tortura, fronteras conflictivas entre India y Pakistán, Israel y Palestina, los Balcanes, en Tijuana, la frontera de Estados Unidos y Méjico. Han visto niños trabajando en Asia, África y América; mujeres maltratadas por todo el mundo. “En el recorrido nos ha pasado de todo, momentos de gran sentido, donde convergían las demandas del pasado con las aspiraciones del futuro. Momentos de una conexión con la gente que permitía comunicarnos sobrepasando idiomas, culturas, razas y creencias”, expresó De la Rubia en el acto final, que también es coordinador de la asociación Mundo Sin Guerras, convocante de la marcha.

Em Montevidéu, Uruguai, a equipe base local se posiciona pelo desarme nuclear. Foto: Eduardo Lopez/Agência Pressenza.
Em Montevidéu, Uruguai, a equipe base local se posiciona pelo desarme nuclear. Foto: Eduardo Lopez/Agência Pressenza. (Clique na foto para ver todas as imagens)

Gemma Suzara de Filipina en el acto contó su experiencia con la Marcha: “la recordaré el resto de mi vida… el mega símbolo de la paz con miles de escolares en Filipinas me llevó a pensar que si realmente trabajamos como un solo cuerpo y creemos en nosotros mismos, podemos superar cualquier límite”.

La hindú Bhairavi Sagar, que ha recorrido India, Europa, África y las Américas, explicó en su discurso “nací en el país del padre de la No-Violencia –Mahatma Gandhi– un hombre que dedicó su vida para que nuestro país alcanzara la libertad y gracias a quien yo hoy estoy parada aquí, como un ser humano libre sin cadenas. Ahora, ha llegado mi turno de dar a las generaciones futuras, de aportar mi parte para dejar un mundo donde se pueda vivir con dignidad y felicidad”.

Tony Robinson, inglés, que recorrió 30 países, contaba en un tono más íntimo “En Japón nos encontramos con Hibakusha, los sobrevivientes a la bomba atómica. Una de las cuales nos dijo, ‘¡Gracias, gracias. Esto es tan importante!’ Yo traducía estas palabras mientras intentaba no llorar debido a sentimientos de tanta empatía por el terrible sufrimiento que esta mujer había vivido y al sentirme no merecedor de sus agradecimientos”.

Las palabras siguieron y Giorgio Schultze, portavoz de la Marcha para Europa y participante de los equipos de Medio Oriente y los Balcanes, decía: “Pasamos por el muro de Israel en Palestina y, ahora, más de 200 lideres sociales, ex-combatientes de Al Fath, nos piden formar un ejercito no-violento que pueda comunicar y abrir las puertas a la reconciliación y empezar una nueva historia de convivencia pacifica entre palestinos y judíos”. Finalizó el acto con las palabras de Tomás Hirsch vocero de la Marcha Mundial en Latinoamérica refiriéndose sobretodo al futuro del Movimiento Humanista, organización que impulso la Marcha Mundial. Pressenza publicará en la sección “opinión” el discurso completo de Hirsch.

Pasadas las 19.30, cuando ya bajaba el sol sobre las montañas de la cordillera de los Andes, el acto finalizó con el saludo de “paz, fuerza y alegría” de todos los asistentes.

Más fotos del acto disponibles en:
http://www.pressenza.com/main/photoGallery

Vídeo en alta resolución:
http://pressenza.com/vpermalink/96

.

Con expectativa, miles de personas esperan el acto de cierre de la Marcha Mundial por la Paz

A pocas horas de que el equipo internacional de la Marcha Mundial finalice su recorrido, que comenzó el 2 de octubre en Nueva Zelanda y recorrió el mundo pidiendo por el desarme nuclear, miles de personas provenientes de los cinco continentes llegaron al Parque de Estudio y Reflexión Punta de Vacas, ubicado en la cordillera de los Andes, al pie del Monte Aconcagua.

Llegada de los primeros visitantes al parque Punta de Vacas. Foto: Rafael Edwards/Agência Pressenza
Llegada de los primeros visitantes al parque Punta de Vacas. Foto: Rafael Edwards/Agência Pressenza. (Clique na foto para ver todas as imagens)

Las Heras. Desde las 10, comenzaron a llegar al Parque contingentes de personas provenientes de distintos puntos del mundo: hindúes, africanos, españoles, chilenos, argentinos, italianos, checos, peruanos, finlandeses, entre otros. Mientras esperaban el acto de cierre de la Marcha Mundial recorrieron el lugar, visitando la Sala de meditación, el mirador, la Plaza de las Estelas, la hermita y la fuente.

Con el paso de las horas, el conjunto de visitantes fue creciendo en su diversidad, se observaron expresiones artísticas dispersas por todo el lugar: sobre una colina artistas plásticos enterraron cuadros improvisando una muestra artística. En otra parte del parque, malabaristas y percusionistas animaron a las personas cercanas, un grupo folklórico de la colectividad boliviana, Kaypacha Manta, y representantes del pueblo Mapuche tocaron su música exhibiendo sus atuendos y bailes típicos.

Un escenario y dos torres de sonido en una pequeña colina, cerca del monolito, será el lugar en el cual, a las 18, hablarán los miembros del equipo internacional de la Marcha Mundial: Rafael de la Rubia (España), vocero del equipo; Bhairavi Sagar (India), Giorgio Schultze (Italia), vocero del Humanismo para Europa; Tony Robinson (Inglaterra), y Gemma Suzara de (Filipinas). A su vez hablarán Pía Figueroa, directora de Pressenza, Agencia Internacional de Noticias, Sandra Amor, organizadora de la Marcha en Mendoza, y para finalizar, hablará Tomás Hirsch, vocero del Humanismo para Latinoamérica.

Juanjo Coscarelli, mendocino, integrante de la comisión a cargo del Parque Punta de Vacas, informó sobre la presencia de alrededor de 500 personas designadas como “ayudas” que orientarán a los visitantes por las distintas áreas del parque, las zonas de primeros auxilios y ambulancias, como también acerca de los recaudos a tomar debido a la altura, ya que la jornada se realiza a 2500 metros sobre el nivel del mar.

En cuanto a dificultades, Coscarelli contó que el municipio de la localidad Las Heras no cumplió con su compromiso de prestar el escenario, “se tuvo que acudir al gobierno provincial, y se consiguió que desde Uspallata se traiga un escenario”.

Refiriéndose al cierre de la Marcha, comentó: “Es un momento inspirador en su máxima potencia, es la primer marcha mundial en la historia de la humanidad y es parte de la construcción de la Nación Humana Universal, me siento muy feliz y muy emocionado”. Abraham Lincoln, un joven que viajó a Mendoza desde Ghana, expresó: “La Marcha Mundial está produciendo una conexión fantástica entre las personas que se sumaron al proyecto”.

Se espera que durante la tarde se sigan desarrollando distintas expresiones artísticas, entre ellos el Grupo Pangea, dirigido por el coreógrafo brasilero Sergio Berto, quien a su vez es uno de los coreógrafos de Maximiliano Guerra. Por la noche, luego de que hablen los oradores, se presentarán: la orquesta de niños Pequeñas Huellas, Marcial Aguirre, Victorio Menghi, el grupo de cumbia Mezclao, Imperio Diablo, Fauna y Dj Sy.

Ubicado en la cordillera de los Andes, un escenario imponente, el Parque de Estudio y Reflexión Punta de Vacas fue el sitio en donde se realizó, el 15 de noviembre de 2008, el lanzamiento de la Marcha Mundial por la Paz y la No Violencia, iniciativa del organismo del Movimiento Humanista, Mundo Sin Guerras, en el marco del 1° Simposio Internacional del Centro Mundial de Estudios Humanistas “La ética en el conocimiento”.

Deixe uma resposta