Un nuevo día

Esta mañana las murizocas me sacaron de la cama. Anoche un vigía vino a mi llamado, pues me había llevado un susto al descubrir una maceta caída en el garage. Entre ese ayer y este…