Jesús, hoy

No es de buen gusto hacer propaganda religiosa o política, propaganda en general. Menos aún ponerse a sí mismo como un supuesto referente indiscutible de verdad. Ni una ni otra cosa están presentes en mis…