Movimiento

fotoHay un período de la vida en el que la tarea principal es la de disfrutar. Disfrutar, antes de todo, el mero hecho de estar vivo, el estar respirando.
El tener un amor, una família, una casa, algunos buenos amigos y amigas. Un camino recorrido que a veces se nos figura vertiginoso. ¡Tantas cosas vividas! ¡Tantos lugares!
Cierro los ojos y veo como una mandala que gira, que se contrae y se expande. Todo está en su lugar. Todo es como debe ser. Ayer pensaba que somos estructuras físicas, compuestas de infinidad de pequenas piezas.
Como un mosaico que se va armando y desarmando. Todo va ocupando su lugar, y uno disfruta de esa sensación. Todo es como debe ser. A veces alguna pieza sale de su lugar y hay un desarreglo.
Esto provoca un movimiento de reacomodación, y en seguida todo vuelve a estar como antes. Todo vuelve a acomodarse. Y lo que es en uno, lo que es en mí, es en tí, es en todo el universo.

Deixe uma resposta