Mi ciudad

Cada lugar de la ciudad
Guarda recuerdos
Buenos o no,
De otros tiempos, y aún
Recuerdos de lo que anida
En tus veredas, Mendoza querida,
En tus acequias que recorren
Como un río que corre
Los infinitos trayectos, como venas,
De los seres que albergas.
Humanos, pájaros, flores, sueños,
Que destejen y tejen
La trama de tu vida
Mendoza querida.

Deixe uma resposta