Las memorias me componen

Acabo de volver de una vuelta por el barrio. La rambla. El mar cintilante. Las acacias de la calle de la Alliance.

Todos los recuerdos que me habitan. La escucha interna, que me recompone. El rehacerme contínuo en el que estoy empeñado.

No estoy solo. las memorias me componen. Son más que recuerdos. Son lo que soy. Yo soy eso. Esas historias, esas personas, esas palabras, esos colores, esos caminos, esos sueños.

El encuentro de ayer en Café do Vento. Alegría de reencontrar gente querida. Yo no puedo eliminar la muerte, pero puedo ser tan vida que ella no me alcance.

Es un juego. Sé que estoy en un lugar de inmortalidad.

Deixe uma resposta