Intervalos y posibilidades

fotoDesde ayer, le estoy prestando atención a esto, a los intervalos y las posibilidades. Intervalo, como un espacio, una espcie de brecha o ranura. Una posibilidad de que algo ocurra entre un momento y otro.

Esto me ha aliviado mucho la ansiedad. Antes funcionaba o creía que debería funcionar con cosas puntuales, fijas. Ahora estoy más fluyendo. Visualizo lo que quiero hacer o tengo que hacer, y trato de ubicarlo en un intervalo.

Antes de las 10, por ejemplo. O de ocho a diez. Esto me relaja. Separo lo que puede ser urgente o necesario (y trato de que no haya nada urgente) de lo que puede ser hecho en otro momento.

O más bien, dejo que las cosas se vayan ordenando por sí mismas. También estoy dejando de creer que tengo que ejecutar papeles predeterminados. Aunque parezca ridículo, esto es así.

Uno se acostumbra a pensar que debería actuar de cierta manera, o de ciertas maneras, en determinadas situacioes. Y después se obliga a actuar así. Esto crea muchísimas tensiones. Estoy tratando de estar de otra manera en el mundo.

El movimiento de la vida, como que me va siendo más accesible. Me dejo llevar, muchas veces. Dejo más espacio para que las cosas vayan viniendo, para que las cosas fluyan. La gente va siendo, no es de un cierto modo.

Yo também voy siendo, de varias maneras. Hay más espacio para lo espontáneo, para la sorpresa. Y menos tensión. Sobre todo esto: menos tensión.

Deixe uma resposta