En respuesta a un ensayo de H. Auel: seguridad nacional, sionismo y globalización

Rescato estas citas del trabajo de H. Auel:
.
Las dirigencias que confundieron los valores de nuestra cultura, la continuidad de una firme ética identificatoria; con la civilización, la modernidad y el progreso científico-tecnológico en constante cambio instrumental son, además, las que se resisten frente a las “supremacías” de las sociedades victoriosas en la guerra fría y que hoy “encabezan a la humanidad” desde una civilización que construye un mundo globalizado, cada vez más interdependiente. (8)
.
La fractura cultural nos ha acarreado la inmoralidad pública y privada, la licuación de las instituciones, la desconfianza y la incredulidad. Y la resistencia frente a la “supremacía” de las sociedades victoriosas nos lleva a la ya citada anomia social, a la parálisis política, al retroceso económico y a la percepción de un futuro caos violento. (9)(10). Aparece aquí con fuerza la tesis de Ernest Nolte, cuando plantea la dimensión del conflicto transversal planetario (11
.
Con gran parte de la “infoesfera” en manos de la “cultura débil”, con una Europa mayoritariamente “laica” y “relativizada en sus valores cristianos”, con “el alma marchita” y a su vez admirada como modelo por el “progresismo” desde nuestro extremo Occidente-Sur Iberoamericano estamos hoy institucionalmente inhabilitados para enfrentar esta pugna “asimétrica”.
.
El pequeño núcleo de conducción del enemigo “macro-terrorista”, fundamentalista y fanatizado, ha localizado la debilidad del Occidente dividido y la ha transformado en la “vulnerabilidad cultural” de la poderosa y desarrollada Civilización Occidental-Norte. Está explotando esa vulnerabilidad hábilmente. El Occidente subculturizado o transculturizado que cohabita en cada nación, es nuestra “quinta columna” en esta guerra mundial, que para el enemigo es “total”. No creemos que el presente sea tiempo para “tibios” y/o “confundidos”. La situación lo demuestra día a día.
.
.
que entiendo resumen bastante cabalmente el contenido del ensayo de H. Auel, y cuyo sentido comparto ampliamente.

Sin duda, estamos en manos, bajo las garras, de esa quintacolumna de “progres” y amorales, en escandalosa colusión con las diversas lacras que se han propuesto en forma sistemática e impiadosa acabar con Occidente y con Oriente si pueden, y que responden a los intereses de control global del mayor enemigo que aquí NO se menciona, que es el SIONISMO. Y cuando digo esto, no me refiero ni mucho menos a versiones más o menos infantiles que asocian al sionismo con “capitalistas y banqueros” que actúan en función de intereses ECONOMICOS imperiales de USA e Israel. Sino al huevo de la serpiente, que podemos situar en una cofradía infinitamente mas peligrosa, y que gestara Occidente a fines del siglo XVIII y coincidiendo aproximadamente con la fecha de la Revolución Francesa, como es la secta de los Iluminati,http://newsgroups.derkeiler.com/…/soc…/2007-10/msg00018.html
y sus intrincadas y turbias relaciones con la Masonería; secta que con el tiempo se volvería claramente satánica; continuada por otras como Skulls & Bones (Calaveras y Huesos), a la cual pertenece históricamente por ejemplo la familia Bush, http://www.bilderberg.org/skulbone.htm
y que entre otras cosas está vinculada a la consagración a la figura del Anticristo (ver enlaces anteriores en ingles). El programa imperial del sionismo ha sabido integrar y hacer converger con infinita habilidad toda la acción disolvente de esta basura, infiltrando a gran parte de Europa primero y en paralelo a USA, con este corrosivo espiritual e ideológico; programa de supragobierno global para el que este “laicismo progre” al que se refiere H. Auel en relación con los problemas de seguridad nacional, ha venido jugando y juega en efecto como quintacolumna, como sus alfiles negros.

Y dentro de esa entronización del relativismo moral y ético incluimos no solo, por supuesto, a dirigentes políticos; que han propiciado atrocidades como la “Ley de matrimonio homosexual”; que han despachado material pornográfico y promotor de la promiscuidad sexual juvenil bajo la fachada de “material didáctico” en la actual gestión del ME de CFK; que pretenden legalizar el consumo de droga y que ha propiciado, via sus satrapías provinciales, la ocupación de zonas amplias de Santa Fe, del conurbano bonaerense, del NEA (Formosa) y del NOA (Jujuy) por parte de carteles narcos mexicanos, colombianos y otros; sino además y sobre todo a la TIBIEZA CRIIMINAL de la cúpula de la Iglesia católica local, que ha hecho la vista gorda ante atrocidades como las citadas, o ante otros hechos igualmente aberrantes como la famosa muestra blasfema de León Ferrari, organizada por el ex intendente Ibarra con el dinero de los contribuyentes de la CABA. O los líderes religiosos de la Iglesia que en Francia han abogado por la “defensa de la libertad de provocar y ofender” luego del atentado contra Charlie Hebdo.

Pero estos son apenas detalles: Argentina sería menos que un peón en el ajedrez sangriento de la guerra entre los imperios que hoy se libra…si no fuera por los consabidos recursos naturales estratégicos ingentes con los que cuenta –reservas de agua dulce masivas; petróleo, metales preciosos -, cuya protección y sobre todo la del MEDIO AMBIENTE semidestruido con que contamos por cierto ameritaría en forma urgente el desarrollo de POLITICAS DE SEGURIDAD NACIONAL, en el sentido al que se refiere H. Auel. Peor para eso tendría que haber ESTADISTAS en el gobierno y en la oposición; y sobre todo, una SOCIEDAD RESPONSABLE Y CON EDUCACION CIVICA que demande –en todas las acepciones de la palabra -a sus dirigentes por todas y cada una de sus responsabilidades en la devastación de este país; por lo menos –por empezar en algún lugar -, desde los años ’70.

Muy lejos de darse ninguna de estas condiciones, en lugar de Estado hay, hace dos décadas largas, una banda de ladrones, narcolavadores y criminales, muchos de ellos rémoras de esos mismos años ’70, sin ningún tipo de frenos morales y que –además de ser supinamente ineptos para ocupar los cargos que ocupan-, no tienen ningún otro objetivo que el SAQUEO de lo que queda en pie de este país. A favor de desintegrarlo desde sus instituciones básicas, empezando por la familia, siguiendo por el vaciamiento de la educación y terminando por la liquidación de los valores religiosos y tradiciones nacionales. Van “camino al éxito” –para fraseando al bufón de la Korona, Eduardo Duhalde-, porque tienen a la misma sociedad que debiera demandar su renuncia en masa, juico y castigo por traición a la patria, como cómplices, desde su abulia moral absoluta, falta de compromiso con ninguna causa trascendente y venalidad.

Queda más que claro en este contexto que el problema de Argentina –y de otros países de la región-, no es en primer lugar y meramente la seguridad nacional por presuntas agresiones externas convencionales que nunca se producirán y que son parte de concepciones geopolíticas vetustas, propias del siglo XIX; sino que, por el contrario, el desembarco de todos esos capitales piratas, la colonización del país por multinacionales siniestras como Monsanto o la Barrick Gold Corp.; o las unidades de negocios oficiales empetrolados con socios no menos siniestros como los chinos o la Chevron, tiene lugar a tambor batiente y a paso de ganso precisamente porque al enemigo lo tenemos dentro, impregnando todas las estructuras del Estado kirchnerista.

Mejor que despertemos del letargo antes de que se demasiado tarde, porque estos muchachos -y no hablo de una imbecil patrona de estancia como CFK-, si que VAN POR TODO.
Y ya se ha llevado puesta la mayor parte del mundo con cientos de millones de muertos y paises arrasados a sangre y fuego, con invasiones y guerras “preventivas”, ensayos de armementos prohibidos por la C

Deixe uma resposta