Cuyoplacas: Audiencia para que?

O autor denuncia manobras de acobertamento de ações que prejudicam a população e a moral pública.

CUYO PLACAS constituye un contundente ejemplo de la inacción complice de los gobiernos, frente al accionar inescrupuloso de empresarios cuyo único y excluyente interés es el lucro.

En este caso durante casi 30 años, una fábrica que no existía cuando ya estaban construidos los barrios CIRSUBDOZ, UJEMVI Y PRIMERO DE MAYO, ha contaminado durante decenios con vibraciones, ruidos, tolueno, benceno y formaldehido.

No casualmente fue la dictadura la que emitió las primeras habilitaciones. Lo paradójico y repudiable es que la democracia nunca puso las cosas en su lugar. Al contrario. La complicidad de justicialistas, radicales y demócratas “legalizó” el despropósito a través de una ordenanza que le adjudicó al sector el carácter INDUSTRIAL.

Durante otra norma de mi autoría pusimos las cosas en su lugar. El sector donde esta emplazada la fábrica volvió a su carácter original: RESIDENCIAL.

Sin embargo pese a los simulacros de cierre realizados por Miranda y a la existencia de otra ley comunal que estableció el cierre en enero de 2007 apoyada por una decisión de la SCJ., a 5 años, la contaminación continúa.

El cuento de una mediación no indicada por la Justicia, en la que actuaron mediadores de familia (¡) contó con el aporte de personas que en otra época luchaban. En esta larga brega ya triunfante, (Cuyoplacas mas tarde que nunca se cierra merced a la unidad y a la lucha) hay unas cuantas defecciones y complicidades. María Sánchez (CIRSUBDOZ) en momentos que resistíamos y denunciábamos la trampa de la mediación (mayo del 2008) paso a actuar como empleada del Municipio en la Dirección de Ambiente, con una locación de servicio de $750.-mensuales.

Hubo una Justicia que no actuó. Excepción hecha del ejemplar fallo de la Corte que no cumplió el Intendente Presidente del PJ.

Y hubo científicos, los de la Facultad de Ingeniería dela UNCuyo, que funcionales a la Empresa se hicieron los distraídos frente a la utilización de Morales Torreblanca de los informes que nunca se correspondieron con monitoreos continuos.

Como tampoco cumplieron con los compromisos que adquirieron ante la Corte. Ni instalaron un filtro electroestático de la mejor tecnología en julio del 2009. Ni una planta de medidores específicos de formaldehido, ni informaron nada por Internet, ni incorporaron una estación meteorológica, ni evaluaron continuamente las emisiones de chimenea.

Mucho menos actuaron los ámbitos estatales que se comprometieron a controlar.

Lo cierto es que nunca la empresa obtuvo la Declaración de Impacto Ambiental para actuar. Pese que la ley 5961 rige desde el año 1994. Y pese a que una audiencia de centenares de personas por unanimidad se los negó en su oportunidad.

NUEVA AUDIENCIA. UN NUEVO CUENTO

Para el lunes 14 a las 9 de la mañana, el Intendente ha convocado a audiencia para el traslado de la planta a Capdevilla.

Se trata de un nuevo entretenimiento con final cantado; como el de San Jorge.

Este, a diferencia de la audiencia en Uspallata y de la primera de Cuyoplacas, se realizará con la sola asistencia de funcionarios y aplaudidores pagos. Los ciudadanos comunes no podrán asistir. Se trata de un día de trabajo.

Por lo pronto la convocatoria habla de una zona con destino industrial, según una ordenanza del 2009 que lo habría establecido, sin especificar que se trata de una actividad INDUSTRIAL NOCIVA como ha sido hartamente demostrado.

Democracia participativa no es sinónimo de simulacros.

Estos métodos seguirán alejando a la sociedad de la política.

Deixe uma resposta