Adolfo Pérez Esquivel: Naciones Unidas, colonización y guerra en Libia

El autor es premio Nobel de la Paz, y miembro del Servicio Paz y Justicia en Argentina.

Rechazamos categóricamente la invasión a Libia, es un acto de colonialismo avalado por las Naciones Unidas que termina siendo una organización al servicio de los grandes intereses de las potencias que buscan implantar la dominación colonial en los países con recursos petroleros, como Irak y ahora Libia. Esto es una escalada más que viola el derecho de los pueblos y los derechos humanos ; el próximo objetivo de esa dominación es la invasión a Irán, que les permitiría el control mundial energético.

Es lamentable que la ONU sea cómplice, avalando los ataques contra el pueblo libio bajo el pretexto de “defensa del pueblo”. Una vez más nos encontramos con actitudes hipócritas que dañan a la humanidad, como fueron las mentiras de las “armas de destrucción masiva en Irak” y con el objetivo de imponer el pensamiento único y el monocultivo de las mentes.

Naciones Unidas fue creada para promover y garantizar la Paz en el mundo, lamentablemente hoy desvirtuando su contenido promueve la guerra y la dominación, nada más lejos de los fundamentos para la cual fuera creada después de los horrores de la II Guerra Mundial.

Kadafi durante 42 años tuvo aliados y socios europeos, como los EEUU y otros países; son los mismos que hoy atacan al gobierno y pueblo de Libia. Cabe preguntarse porqué durante décadas nada hicieron por los países árabes en defensa de la democracia y los derechos humanos y protección de la población civil, en defensa de los derechos de los pueblos, para superar el hambre, la pobreza, las enfermedades y la falta de derechos cívicos.

Lo mismo hizo EEUU, con Sadam Hussein, quien fue su principal aliado utilizado para la guerra contra Irán y después defenestrado y muerto por dictador.

El presidente de Venezuela, Hugo Chávez propuso una comisión internacional para encontrar una salida sin derramamiento de sangre en Libia y evitar mayores males.

Los países invasores no quieren escuchar y no se detienen, su decisión es continuar la ofensiva militar y bombardeos contra Libia, para apoderarse del petróleo, ese es el verdadero objetivo.

Frente a la devastación cada día mayor de los recursos y bienes naturales de los países industrializados y la fuerte crisis económica que están viviendo, buscan implantar el colonialismo globalizado, es decir la concentración del poder en pocas manos y el control mundial, utilizando a la ONU para justificar lo injustificable de la política imperial.

Existen demasiados antecedentes en el mundo de esa política de dominación, como son la instalación de bases militares y aumento de la carrera armamentista y la imposición en diversos continentes.

Es urgente la reforma de Naciones Unidas y democratización de su estructura, hoy profundamente contaminada y falta de credibilidad. No es posible que el mundo esté en manos de un puñado de países poderosos que deciden, de acuerdo a sus intereses el futuro de la humanidad.

Buenos Aires, 21 de marzo de 2011

2 comentários sobre “Adolfo Pérez Esquivel: Naciones Unidas, colonización y guerra en Libia”

  1. Ao calor da indignação que nos invade ante o discurso da racionalidade cínica reiteradamente praticado pelo conluio entre os grandes conglomerados transnacionais (com voracidade maior, no caso, das indústrias de armamentos, das grandes empreiteiras e dos oligopólios do petróleo e do gás), repudiamos com toda a força mais essa rapinagem das grandes potências, subservientes das grandes transnacionais, à medida que lhe asseguram o suporte militar com o descarado apoio da ONU, ao mesmo tempo em que nos solidarizamos com as forças que se empenham em outro mundo possível, inclusive por meio da construção de uma organização dos povos, em âmbito mundial, alternativa à ONU.

    Nesse sentido, reforçamos o chamamento a um aprofundamento do debate do Documento recém-proposto por Miguel d´Escoto e Leonardo Boff, como ponto de partida.(ler o referido documento na revista eletrônica:

    http://www.ocomuneiro.com/nr10_06_migueleleo.html

    Solidariedade à posição de Adolfo Pérez Esquivel!

    Alder Júlio F. Calado

  2. Pingback: Direitos Humanos: Evitar um genocídio justifica a intervenção militar? O caso da Líbia | Quem tem medo da democracia?

Deixe uma resposta