Un poco más solos

garcíaEste Jueves Santo murió uno de los grandes de las letras latinoamericanas: Gabriel García Márquez.
Su alma luminosa ha tomado su rumbo definitivo y nosotros hemos quedado un poco más solos sin él.
Imagino su muerte rodeada de mariposas amarillas, como la de José Arcadio Buendía.
En 1966 descubrí, como tantos, su gran novela “Cien años de soledad”.
La incorporé a mis clases en Mendoza y, años más tarde, en Buenos Aires. De mis conferencias y seminarios sobre su obra nació mi libro “Claves simbólicas de García Márquez”, que publiqué en 1972, y reedité, ampliado, en 1977.
En 2007 pude encontrarlo personalmente en Cartagena de Indias, donde se hacía el IV Congreso de la Lengua Española y se festejaba su cumpleaños número ochenta. Éramos casi coetáneos.
La fortaleza de la fe, que hemos compartido, me impulsa a retener un inmenso llanto.
Adiós, maestro, amigo.

Um comentário em “Un poco más solos”

  1. Prezado Rolando
    O privilégio da sua amizade com Garcia Marques, fortalece o coração na dor da saudade, em face do grande legado recebido desse grande escritor e ser humano.
    At. Clea

Deixe uma resposta Cancelar resposta