Categorias
Cultura Educação

Un día pleno

Ir a la academia por la mañana. La vista de la calle del barrio por la ventana. Un portal de garage cubierto de tejas rojas.

Regar las plantas. El clarín de guerra que viene subiendo. El limonero. El naranjo. La acerola. Sentir el agua en la tiera.

Las tareas de casa. Lavar vajilla. Guardar ropa extendida.

Un poemita que escribí, sobre la última frontera, o tarea: amarme a mí mismo.

Pagar la cuota del departamento en construcción.

Ver las rosas-chinas (papoulas) rojas, preciosas, y el jazmín del cielo.

Escribirle a una amiga escritora argentina.

No quieran normatizar la poesía.

Ya no sería mía

Si el arte tiene algo valioso, es la originalidad.

Ahora ya he enumerado los hechos del día. El día prosigue. Me ha quedado grande.

Pude haber llegado a creer que andaba con poca energía, pero al ver lo hecho, veo que no, que estoy en forma.

Basta desconectar el exijómetro y el juez implacable. Entonces la vida cabe.

Mejor ver que pensar.

Pensar hay veces que invierte todo.

Me pongo a mi favor. Los bordes me contienen y me guardan. Cuestión de perspectiva.

Por Rolando Lazarte

Escritor e sociólogo. Terapeuta Comunitário. Professor aposentado da UFPB. Membro do MISC-PB Movimento Integrado de Saúde Comunitária da Paraíba. Vários dos meus livros estão disponíveis on line gratuitamente: https://consciencia.net/mis-libros-on-line-meus-livros/

Deixe uma resposta Cancelar resposta

Sair da versão mobile