Arquivo da tag: memoria

Itinerario

Me dejaría llevar por la memoria

Los recuerdos me traen de vuelta a mi infancia

Como un barco a la deriva

Simplemente me detengo en esta playa

¿Adónde me llevarán mis pasos esta tarde?

A la hoja de un libro de poemas

Pedazos de mí como colcha de retazos

Me reúnen en este trazo

Me dibujo en una línea

En ella veo todo mi camino

Todo lo vivido se junta

En estas notas silenciosas

Todo lo digo sin decir

Quién sabe alguien descifre estas maniobras

Del tiempo que va y viene y se detiene

En este renglón al borde del ocaso.

Memorias de un cuarto

A menos que este cuarto sea capaz

De haber albergado o albergar

El nacimiento de un poema o una publicación

Una lectura o una meditación

Y las memorias de quienes aquí se hospedaron,

Familiares y amistades

Y que entre estas paredes resuene viva

La memoria de esa gente querida

Y de esos gestos nacedores

De donde viene la vida

Su misión estará cumplida.

Y al contrario, si siguiendo fatídica tendencia actual

De desmemoria y olvido

Aquí ya no hubiera esos recuerdos que animan

El estar aquí de este instante

Ya los libros y colores

Y aquella noche de despedida

Y las laboriosas jornadas de construcción

Humilde y modesta

Concreta y efectiva

De caminos comunitarios, colectivos

De reconstrucción personal y social

Entre memoria y olvido está todo

La posibilidad de presencia o ausencia

Una vida con sentido o de manada.

Hoy se recorta una persona, una palabra

Y se la arranca de su trayectoria y contexto

Y la erudición hueca, sin alma,

Desvanece todo lo que toca

En ríos de vana astucia

Que cambia de dirección y sentido

Sin sentir

Sin saber

Sin ver

Ciegamente

Intelectualmente, cínicamente.

En la contramano, este cuarto y sus memorias

Sus cálidos colores y las risas que guarda

Son vida revivida y redimida.

Mi trayectoria de vida se espeja y se refleja

En esos instantes preciosos que guardo como tesoros

Lejos de los remolinos de quienes hacen de la palabra

Arma que mata

Nazca palabra que yo la sigo,

Persiguiendo un destino

Hecho a muchas manos.

Darle sentido a este breve instante

La vida está llena de sorpresas. ¿Quién podría haberse imaginado que viviría en una situación como la actual? Gente muriendo por todas partes, siendo que muchas de esas muertes podrían haberse evitado.

Una acción global en el momento justo podría haber dado un rumbo diferente al enfrentamiento a esta catástrofe. Las explicaciones sobre el porqué esto no sucedió son irrelevantes. Suenan a pretexto. Algo que el sistema dominante ejerce continuamente.

Cuando hay intención de preservar la vida, la vida es preservada. Del mismo modo, cuando hay intención de matar, se mata. Digo estas cosas porque me doy cuenta de que no hay mal que por bien no venga. Cayeron las máscaras. El capitalismo es esto que está a la vista.

Algunas personas han despertado. Otras despertarán. Es una historia antigua. Por razones que desconozco, hay quienes odian la vida. Y hay quienes amamos la vida. Hasta ahora el juego parace no estar a nuestro favor. Pero nada como un día después del otro.

La pandemia un día terminará. Y quienes hayan sobrevivido llevarán consigo el recuerdo inolvidable de lo que fueron estos días. Estas horas. Este ya más de año con la muerte rondando. Vacunas faltando. Informaciones equivocadas circulando. Gente desconfiando de la ciencia.

Mi memoria me recuerda lo que son estas situaciones. Golpes de estado. Dictadura. No hay olvido. Hay un recomienzo a cada día. Tratar de ver en medio de la oscuridad. Aferrarnos a aquello que no muere. Confiar ciegamente en lo que llevamos adentro.

La fé. La certeza de que hay una posibilidad de construir una nueva humanidad. Más humana. Más atenta a lo que manda el corazón. Más capaz de encontrar señales de Dios en el camino. Dándole sentido a este breve instante que nos es dado vivir. iHasta mañana!

Nacerá otro mundo

El día va legando a su fin

Recuerdo el comienzo

El paseo por la plaza de las lechuzas

La vecina paseando el perrito

Las flores de color indefinible

¿Sería violeta, lila, celeste, o una mezcla?

El pasar de las horas hasta esta hora

Mi historia presente todo el tiempo

El presente es el tiempo que no pasó

Está pasando, pero todavía no pasó

Son tantos años ya que soy como un libro

Todas las páginas pasan rápidamente todo el tiempo

Todo se va juntando

Todos los días son un único día

Es este día en que trato de juntar las emociones

Las vivencias, la experiencia, lo aprendido

Los pasos sumados por el tiempo

Este transcurso tan próximo e intenso

Tan personal y comunitario

Esta insistencia en seguir siendo yo

En medio a presiones violentas para deformarme

Todavía estoy aquí

Y seguiré estando

Suma de memoria, historia, identidades

Todo eso y más

Un arco-iris en el cielo esta mañana me emocionó

De lado a lado ese puente de luz colorida

Alegría antigua y actual

Vamos a sobrevivir

Nacerá otro mundo

Amor y justicia.

 

Noche de luz

Me pareció que este podría ser un buen título para un escrito en que relatara lo que fue la noche pasada. Noche de luz. Ver las cosas y verme. Verme en la oscuridad. La cura pasa por la memoria. Recordar es lo que me ha ido sanando.

Saber que sí, ocurrieron esos hechos que me lastimaron. Esto me generó capacidad resiliente que me permitió seguir adelante. Yo mismo me transformé en una estrategia de superación y enfrentamiento.

No es que yo tenga que ir a buscar no sé qué receta o recurso mágico para seguir adelante. Basta seguir siendo yo y nunca olvidarme de mí. Cuando supe esto, cuando vi esto, cuando me vi y me veo y me sigo viendo, está todo bien.

Yo soy la fuerza. Incontables veces me dijeron que olvidara, que aquello ya pasó, y yo me sentía mal, me sentía un burro. ¿Cómo es que cualquiera me decía que aquello ya había pasado, y para mí estaba todo presente?

Lo que no había pasado, lo que no pasa, es el recuerdo doloroso. Esto es lo que queda. Y justamente este es el recuerdo que tengo que mantener para saber qué es lo que me mueve hacia adelante. Qué es lo que me moviliza para seguir.

Hay toda una industria del olvido. La dictadura la empezó a practicar cuando todavía estaban en el poder. Que aquello no sucedió. Que no fueron tantos/as los/as muertos ni desaparecidos/as. Esto confundió mucho. Yo también me confundí. Imposibe no confundirse.

Tuve que ir atrás, investigar, encontrar los informes y publicaciones de CONADEP, del CIDH-OEA, de la OPS-OMS. Había sucedido, sí. Y era mucho peor de lo que yo recordaba. Era y es una política de destrucción de la persona. Destrucción de la identidad, la familia, la memoria.

La clave es la memoria. Todo esto está a la orden del día. Hoy tratan de implantar un presente sin pasado. No existe presente sin pasado. Esto es elemental. El presente es pasado que todavía no pasó o que está pasando otra vez.

La dictadura sigue pasando como si no hubiera pasado. Siguen las muertes, las ejecuciones, la negación del exterminio. Yo al contrario, cada vez más soy historia viva. Libro vivo. En Brasil el gobierno neonazi destruye la educación. Saben lo que hacen. Completan la tarea que las llamadas redes sociales practican todos los días.

Por suerte está la noche. Estado de alerta. Nunca más. Olvidar es repetir. Nunca más. Y nunca más es nunca más exclusión social, abuso de poder, invasión de privacidad, injusticia, fuerza bruta, engaño, confusión, mentira, difamación, falsedad, duplicidad. Menos mal que existe la noche para ver.

Veo mejor en la oscuridad. Lo que tratan de esconder, eso es justamente lo que mejor veo. Para eso estudié, investigué, me capacité. Para ver lo que hay y no lo que dicen que hay. Investigo y estudio por mí mismo inclusive en el terreno del arte y de la fe. Que no me roben los sentidos. Ya no tengo mucho tiempo. Es todo mío. Peleo para que así sea.

¿Qué es lo que puede llegar a hacer interesante una revista?

¿Qué es lo que puede llegar a hacer interesante una revista?

Las respuestas son muchas.

Por supuesto que los artículos deben llamar la atención, ya sea por su contenido intrínseco, o bien por la manera como son presentados.

En algún sentido, las lectoras y lectores de esta revista parecen dar señales de que son personas de buen gusto.

Van en contra de la corriente. Vienen buscando algo más profundo, menos descartable, más esencial y permanente.

En una época en que nos quieren vender la ilusión de que podríamos ser felices cerrándonos sobre nosotros/as mismos/as, aquí inisistimos en el desarrollo integrado de la persona.

Persona y comunidad son indisociables.

Creemos que el estudio, la investigación, la educación, el arte, la solidaridad, son elementos indispensables para que la vida humana pueda ser alcanzada.

Salir de la mecanización robotizada que parece haberse instalado en buena parte del mundo.

Por estos y otros motivos, agradecemos a quienes nos siguen honrando con sus visitas.

Ayer cumplimos 21 años. Todo un triunfo. Una victoria colectiva. Derechos Humanos, sociales y laborales son el eje de nuestra existencia.

Detener el genocidio.

Restablecer la democracia en Brasil.

Recuperar la memoria, la identidad y la conciencia. Valorizar la historia de vida de las personas y comunidades, potenciando la fuerza resiliente.

Si vencimos ayer, seguiremos venciendo.