Arquivo da tag: Desalienación

Identidad

El retorno de la normalidad institucional en Brasil me trae recuerdos

Volver a empezar

Me tocó muchas veces ya

¿Y a quién no le tocó volver a empezar más de una vez?

Hoy andando por la ciudad me pregunté varias veces, qué sentido tiene estar vivo

La respuesta que me vino, voy a tratar de ponerla en palabras

Es un recomienzo y una continuidad. Un completamiento. Un ajustar los detalles

He vuelto a ser el que era. El que soy.

Yo me propuse esto, y lo conseguí

Está sucediendo

Tuve que separar mi historia de la historia que yo me había creído

Lo que no era mío lo fui echando afuera

Y fui quedando yo, como al principio

Me escucho de nuevo

Volví a acogerme, a quererme bien, a anidarme en mí mismo y en el mundo

Me emociona decirlo, porque es algo muy bueno

Tan sencillo y al mismo tiempo tan impactante

Volver a ser. Volver a estar

Volver a ser yo

Me cautivaba siempre la noción de la desalienación

La persona volver a ser quien ella es

Es algo concreto. Algo real

No creo que sea coincidencia que esto suceda cuando Brasil vuelve a la normalidad

Nadie se va solo ni sola, y nadie vuelve solo o sola

Volvemos en conjunto.

Memoria y consciencia

¿Libros o armas?

¿Qué libros, qué armas?

Otra vez la disyuntiva

Brasil vuelve a la normalidad democrática

La delincuencia política institucionalizada se retira

La delincuencia civil deberá también ser objeto de una acción transformadora

No basta la información

La conciencia no es meramente intelectual

No cambiamos solamente porque leímos este o aquél libro

Hay libros que liberan, sí

Y hay también libros que enloquecen

Hay quienes tienen una verdadera biblioteca en la cabeza

Saben de todo, pueden argumentar a favor y en contra de lo que sea

Pero no aman. No tienen amor en el corazón. Son incapaces de extenderle la mano a quien lo necesita

No pueden salir de la prisión de sus propias ideas, que ni siquiera le pertenecen, muchas veces

Esto ya pasó. Yo no estoy hablando de abstracciones

Otra vez un gobierno de reconstrucción social y nacional se prepara para deshacer la obra perversa de lo que se destruyó en estos últimos 10 años

Hay que hacerlo. La gente tiene que comer. Tienen que tener empleo, educación, salud, casa, deporte, transporte, arte y cultura

Sin dudas. Perfectamente

Pero tenemos que tener algo que solamente podemos construir si tenemos realmente una vocación humana

¿Por qué me levanto a estas horas a decir estas cosas?

Todo el mundo duerme

Entonces hay una posibilidad

Hay una perspectiva de que juntas y juntos podamos ganarle al reloj

Hacer algo que justifique nuestras vidas

Darle una manito a quien pueda estar a nuestro lado precisando de una palabra de apoyo

Un trabajo solidario

Hacer algo con nuestros familiares y vecinos, con la gente del barrio, de la escuela, de donde sea

Salir de la cápsula donde nos fueron y nos fuimos metiendo y salir al mundo

Volver a vivir

No fue tanto a pandemia que nos encerró en las cárceles del miedo

Es más bien una cultura capitalista –sí, no le tengan miedo a las palabras—que nos roba la vida y el tiempo

Tenemos tiempo para todo menos para escuchar a quien está al lado, junto, en casa, en la casa vecina

Nos metieron en la cabeza que hay enemigos y enemigas por todas partes

Es el arte de romper la solidaridad para vender miedo

El miedo es guerra

Pero yo quiero paz

No quiero que maten a quienes matan.

Quiero apenas que me dejen en paz.

Sigan con sus shows si les place

Yo tengo poco tiempo y ya se me va yendo

No voy a perder ni mi conciencia ni mi sensibilidad, que están acopladas, trabajan juntas

Déjenme con mis libros y mis poemas, y esta mi manera de andar por ahí construyendo sueños

Sigo con lo mismo de siempre. Inclusión social. Liberación de la persona en comunidad

No son propuestas de algún partido sino metas de movimientos sociales

Gente que se mueve para ganarle al reloj.

Consciencia es la posibilidad de hacer diferente.

Dejar de vivir mecánicamente y venir del todo al presente, que es todo lo que tenemos.

El arte de vivir

¿Qué escucho de mí cuando me escucho?

Todo lo que soy

Todo lo que viene

Lo que soy y lo que no soy

Como estoy

Todo esto recibo y acojo sin discriminación

Abiertamente

Tengo todo el tiempo del mundo para recibirme

Abro las puertas y me doy la bienvenida

¡Qué tal, tanto tiempo!

Entonces puedo estar e interactuar en el otro mundo

El mundo extraño y distante

El mundo impuesto y supuesto

Por supuesto que este trabajo

Es cotidiano y placentero

Alternado e interrumpido

Proseguido y continuado

Es el arte de vivir

Concedo y cedo

Procedo a insistir siempre en lo mismo

Veo mi cara y me reconozco

Desconozco réplicas mías que puedan andar por ahí

Soy sólo esto

Y ya no me fuerzo a contrariarme

Más bien estoy a mi favor

Me apoyo en quienes me apoyan y respetan

Y a mi modo

Sigo adelante

Un paso por vez

En esta biblioteca incesante de los días

Me rehago y recompongo

Lloro y río y espero y sueño

Con un mundo donde podamos ser hermanos y hermanas

Donde nadie tenga que sufrir para que otras personas vivan mejor

No soy redentor ni salvador ni nada que se pueda parecer a esto

Solamente soy alguien que sabe que tiene una tarea por realizar

Y la realizo

Es lisa y llanamente la tarea de ser yo mismo todo el tiempo

Eso es el arte de vivir

Transformar en oportunidades las adversidades

Saber que siempre hay una salida posible

Y que siempre las cosas acaban terminando bien.

 

¡Cuente su historia!

Desde muy temprano comprendí la necesidad de escribir. Contar mi historia. Lo que iba viviendo, lo que iba viendo.

Sigo viendo la importancia de escribir, contar nuestra historia. Qué es lo que aprendí, qué es lo que voy comprendiendo. Inclusive en las capacitaciones en Terapia Comunitaria Integrativa, siempre les digo a las y los participantes, que escriban. Que cuenten su historia.

He tenido la satisfacción de publicar en Consciência, algunas reflexiones de participantes de rondas de TCI (Círculos de escucha, etc). Aquí va una: https://revistaconsciencia.com/las-bases-de-lo-que-soy/ Voz plural. Sentimientos compartidos.

Experiencias que comprueban que no hay nadie que sepa más que las demás personas: Hay saberes diferentes, complementarios. Cuando me abro a esta pluralidad, crezco y aparezco. Me fortalezco. Solo, tiendo a cerrar mi mundo.

En fin, compañeras y compañeros. ¡Vamos juntas y juntos!

¿Por qué escribir en primera persona? ¿Por qué hablar en primera persona?

¿Qué otra vida vivimos, como no sea nuestra propia vida?

Nos vamos acostumbrando a negarnos desde el vamos, hasta que se hace tan “normal” que ya no seamos quien somos.

El camino de vuelta supone e impone la recuperación de la primera voz

Esto nos va trayendo de vuelta a un lugar olvidado o casi olvidado

Puedo hablar de mí mismo, puedo ponerme en primer lugar, en el centro

Puedo decir qué quiero, y antes de esto, puedo saber qué quiero

Puedo vivir mi propia vida, usar mi tiempo como quiera

Puedo escribir en primera persona

Y esta recuperación de mi lugar, de mi proprio ser, es condición sine qua non para mi salud y para mi existencia en relación

No necesito vivir en conflicto con quienes me rodean

Tampoco necesito someterme siempre a la imposición ajena

Puedo ver, escucharme y escuchar, sentir

Esto me abre las puertas a una convivencia en la que tengo un lugar, así como lo tienen las demás personas

Nadie debe morir para que otras personas vivan

Tenemos que ir negando la ideología de la muerte en lo concreto

Yo he ido haciéndolo en los diversos campos de mi vida

Y les puedo asegurar que vivo mejor desde que me hago un lugar en cada situación

Dialogando, escuchando y escuchándome

Así me veo imperfecto y variable, como todas las demás personas

Aprendiendo con la vida cotidiana

Y creciendo, siendo más feliz, un poco más pleno cada día

Todos los días.

 

Vivir es hacernos y ocupar un lugar en el mundo

Un lugar en el mundo

Vivir es hacernos y ocupar un lugar en el mundo

No es un lugar cualquiera

Ni un lugar impuesto

Es nuestro propio lugar

Lo hacemos desde que nacemos

Paso a paso

Día tras día

Contra viento a marea

Y con viento a favor

Muchas cosas nos invaden

Nos desorientan y confunden

Sacarlas afuera es preciso

Como quien saca la basura afuera todos los días

Volver a ser quien somos

Nadie lo puede hacer por nosotros, nosotras

Todo el tiempo hay que decidir

¿Voy a ser fiel a mí mismo, a mí misma?

¿O voy a seguir cualquier camino?

Si no sigo mi propio camino

Y no siempre sé cuál es

Puedo llegar a perderme

Y lo que es peor

Puedo llegar a ser mi propio enemigo o enemiga

Cuando llego a ser la persona que de hecho soy

Viene la paz

Las sacudidas prosiguen

Pero ya es menos sufrimiento

Está a nuestro favor

La propia fuerza de la vida

Aquella misma que sostiene al universo

Miro a mi alrededor

Y a mi interior

Entonces sé.