Categorias
Educação Memória & Consciência Saúde

Poetizando resuelvo mis problemas

Poetizando resuelvo mis problemas

Existentes

Inexistentes

Resistentes

Persistentes.

Si son o no son

Dejan de serlo al bajar a la hoja

Deshoja

Aquí veo y me veo

Reveo mi propia historia

La historia de mi familia y de mi generación

Amigas y amigos que atravesaron el tiempo

Reunidos, reunidas

44 años después

Para contar historias

Recobrar memorias

Descubrir afinidades

Que resistieron al paso de los días.

Me cuesta dejar de pensar en este reencuentro

Buen o mal poema no sé,

Ya les cuento que algo en mí se rehizo

Se recompuso

Al ver estas caras

Escuchar estas voces

De países distantes y un único país:

El del corazón.

Ahora yo también he crecido

Todos y todas crecimos

Sin embrago algo permanece

Un sentir perenne

Ahora la poesía no es para mí

Algo así como un deleite apenas

Las penas se apenan

Se apean

Y así ando más liviano.

Los puentes que nos reúnen

Han puesto un piso firme bajo mis pies.

Guardo palabras precisas y peciosas

Unas más que otras

Y entre todas

Entre todos

Una vez más

En camino.

Tenemos ya menos tiempo que el recorrido

Es así

Si contamos los años y los días.

No si vemos adentro

La suma de las horas.

¿Qué quedó en mí de cada una, de cada uno de ustedes?

La leveza

La espontaneidad

Una alegría de vivir

Una confianza

Canciones

Dichos y palabras.

Así recorreré

Otros 44 años

44 días

U horas, no sé

Hasta el 11 de agosto.

No disputo lugares

Despunto

Como un amanecer contínuo.

Recupero una cotidianidad

Que construí con ustedes

En aquellos tiempos

Deshice y rehice

Rehago diariamente

Un lugar en el mundo

Más allá de las huellas

Que las distintas formas de violencia que conocí

Dejaron en mí.

Ahora sé que ese río interno

Es lo que me ubica y reubica

Cada vez que pierdo el rumbo o creo perderlo

Y si les parece largo este poema

Ahí están el Rubaiyat de Omar Khayam

Y Qué país é este? de Affonso Romano de Sant´ Anna

O aún nuestro Martín Fierro, de José Hernández

Y más aún la melodía de los días

Que se perpetúa entre los amaneceres y las noches.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Por Rolando Lazarte

Escritor e sociólogo. Terapeuta Comunitário. Professor aposentado da UFPB. Membro do MISC-PB Movimento Integrado de Saúde Comunitária da Paraíba. Vários dos meus livros estão disponíveis on line gratuitamente: https://consciencia.net/mis-libros-on-line-meus-livros/

Deixe uma resposta Cancelar resposta

Sair da versão mobile