La Terapia Comunitaria Integrativa en tiempos de confinamiento social: rehacer la vida

La actual situación creada por el confinamiento ha puesto en marcha mecanismos de encuentro social virtual, donde las personas hablan de sus sufrimientos y también comparten alegrías y esperanza.
Son las rondas de Terapia Comunitaria Integrativa, espacios de construcción de vínculos solidarios positivos, refuerzo de la autoestima y del potencial resiliente, que nos ayudan a superar y soportar lo que nos toca.
Antes de la pandemia estos encuentros se realizaban en espacios donde las personas se reúnen comúnmente: asociaciones vecinales, plazas, pastorales de las iglesias, centros de salud, etc.
La necesidad de mantenernos en casa es una oportunidad para que podamos sumergirnos en nuestro interior, ver qué vida estamos llevando, qué queremos mejorar en nosotrxs mismxs, en nuestra familia, en nuestra comunidad.
Las informaciones sobre como participar pueden encontrarse en este artículo de Mónica Rosenblum y Florencia Oks: https://consciencia.net/las-rondas-comunitarias-se-aplican-en-forma-virtual-por-la-pandemia-una-manera-colectiva-de-acceder-a-una-terapia/
Por mi parte he compartido recientemente un breve resúmen de mi experiencia personal en esta práctica de cuidado y promoción de la vida: https://consciencia.net/rondas-virtuales-de-terapia-comunitaria-integrativa-un-aprendizaje-continuo/
Muchas veces veo críticas al sistema capitalista que se quedan en condenas abstractas y en denuncias inconsecuentes. La vida es muy corta, sin embargo. Yo no tengo tiempo para que cambie la estructura de clases ni el sistema de dominación y alienación impuesto desde los medios de deformación.
En cambio, al sumarme a esta estrategia de movilización social nacida en Brasil y hoy expandida y actuando en Argentina, Chile, Paraguay, Ecuador, Italia, expando mi noción de ser y mi sentido de vivir, borrando fronteras nacionales e ideológicas. Así veo brotar semillas del Reino de Dios en mí y a mi alrededor.

Deixe uma resposta