La mirada poética, una forma sostenible de acercarse a la realidad

Por Marcos Díez*

Comunicar los ODS no es algo sencillo por dos motivos fundamentales.

En primer lugar, estamos acostumbrados a escuchar mensajes muy parecidos. Esto provoca un efecto similar al que se produce cuando alguien vive cerca de una carretera: los coches están ahí pero ya no se escuchan.

Por otra parte, la mente humana no da categoría de realidad a aquello que no se experimenta en la propia carne. Sabemos que las cosas que nos cuentan son verdad pero nuestro pensamiento procesa esa información como si fueran ficciones y eso dificulta que las personas se movilicen y actúen.

Esto, en el caso práctico de los ODS, tiene dos consecuencias:

1) Los ODS se gritan a los cuatro vientos pero poca gente los escucha (porque los ODS son un vehículo más dentro de una carretera que ya está saturada);

2) entre quienes sí escuchan los ODS la información es procesada como una ficción (aunque sepan que es verdad).

¿Cómo puede ayudar la poesía a comunicar los ODS? El lenguaje poético, tan inútil, tan para nada, sirve para mirar y narrar de una manera distinta la realidad y, por eso, la poesía, tan alejada de la utilidad, puede acabar siendo la forma más poderosa de ver, de imaginar y de contar.

*Poeta y periodista. Autor de los libros de poemas  Desguace (Visor, 2018) Combustión (Visor, 2014) y Puntos de apoyo (La grúa de piedra, 2011). Ha publicado también el libro de cuentos Desdoblados (Valnera, 2012) y El Festín (Valnera, 2017), un libro de artículos de corte reflexivo publicados en eldiario.es Cantabria. Ha sido galardonado con el premio internacional de poesía Hermanos Argensola, el premio de poesía Ciudad de Burgos, el premio de poesía Ciudad de Alcalá y el premio José Hierro de Poesía. Dirige desde 2011 la Fundación Santander Creativa.

Fuente: Centro de Innovación en Tecnología para el Desarrollo Humano

(22-05-2018)

 

Deixe uma resposta Cancelar resposta