¿Cómo se promueve la esperanza?

No es una tarea fácil. No se trata de recetas. Ni de opiniones ajenas escuchadas o repetidas.

La experiencia y la atención son las fuentes principales.

¿Cuántas veces estuvimos en situaciones aparentemente sin salida?

¿Qué recursos usamos para salir adelante?

¿Qué hicimos para no sucumbir?

¿Qué nos ayudó a atravesar la pandemia, el confinamiento, el régimen autoritario implantado en Brasil?

Las respuestas son siempre múltiples.

Indagar en estos recursos, potencializa la confianza, la autoestima, la fuerza de la comunidad.

La familia, la fe, la amistad, el deporte, el arte, la canción, la certeza de que habría un mañana mejor, y dirigir los esfuerzos hacia lo posible.

Algo que nos trajera alegría, que nos reanimara, que nos trajera fuerzas para soportar.

¡Comparte tus experiencias!

Deixe uma resposta Cancelar resposta