Presente

Ayer a la tarde, en un cierto momento, me vino una alegría bárbara por estar vivo. Fue como si de pronto hubiera visto, como de hecho ví, toda mi vida pasada, como una condición necesaria…